lunes, 16 de enero de 2017

EL ESPACIO EUROPEO DE EDUCACIÓN SUPERIOR Y LA FORMACIÓN PARA EL EJERCICIO PROFESIONAL (más) : COMPETENCIAS Y CRÉDITOS

EL ESPACIO EUROPEO DE EDUCACIÓN SUPERIOR Y LA FORMACIÓN PARA EL EJERCICIO PROFESIONAL (más)
EL EEES Y LA FORMACIÓN PROFESIONAL


Las competencias
Las competencias son aquellas capacidades o habilidades que el estudiante debe alcanzar y que le permiten acreditar haber superado un grado, un curso o una asignatura. 
Existen competencias genéricas transversales (que corresponden a otras asignaturas también) y que no se pretenden alcanzar únicamente en un curso, sino al final de los estudios, mientras que existen otras competencias específicas que son propias de un título o un curso y son absolutamente necesarias para poder realizar otros cursos.
Las competencias intentan poner el relación los ámbitos formativo y laboral. Para ello el referente suele ser el ÁMBI

El Sistema de Créditos ECTS
Las siglas ECTS vienen referidas al “Sistema Europeo de Transferencia de Créditos” (European Credit Transfer System).
Un crédito ECTS, tal y como se viene entendiendo es “una unidad de valoración de la actividad académica en la que se integran las enseñanzas teóricas y prácticas, así como otras actividades académicamente dirigidas y el volumen de trabajo que el estudiante debe realizar para alcanzar los objetivos educativos propuestos”.
Engloba, por lo tanto, los resultados del aprendizaje y las competencias que se han de adquirir. De alguna manera son una nueva forma de conceptuar la organización curricular y exige adoptar modelos de formación centrados en el trabajo y en el aprendizaje de los alumnos.
Un crédito incluye las actividades teóricas, prácticas, seminarios, trabajos de todo tipo, horas de estudio personal, exámenes… y se expresa al final como el número de horas necesarias para que el alumno pueda cursar una materia y alcanzar las competencias previstas en ella.
El crédito europeo (ECTS), que debe  generalizarse a todos los estudiantes de la UE, aparece, por tanto, como un punto de  referencia que permitirá la colaboración y el trabajo conjunto para lograr la  transparencia y calidad en la formación que se exigen en la actualidad.
   
Es importante destacar que la adopción del sistema de créditos ECTS implicará  una reorganización conceptual de los sistemas educativos para adaptarse a los nuevos  modelos de formación centrados en el trabajo del estudiante.
El  sistema ECTS constituye un código práctico que ofrece los instrumentos  necesarios para garantizar la transparencia  y facilitar el reconocimiento académico  mediante la utilización de créditos y la organización de programas razonables en cuanto al  volumen de trabajo a lo largo del período de estudios. El ECTS se basa en algunos elementos básicos:    
a) la utilización de créditos ECTS como valores que representan el volumen de  trabajo efectivo del estudiante (workload) y el rendimiento obtenido mediante  calificaciones comparables (ECTS grades)  
b) la información sobre los programas de estudios y los resultados de los  estudiantes con documentos con un formato normalizado (Guía docente y  certificados académicos)  
c) el acuerdo mutuo entre los centros asociados y los estudiantes    Destacaremos los dos primeros puntos, por su importancia en el desarrollo del  sistema y su posterior difusión.

Los créditos ECTS representan el volumen de trabajo del estudiante de manera  relativa, no absoluta. Indican el volumen de trabajo requerido para superar cada unidad  de curso en el centro o departamento responsable de la asignación de créditos. Traducen el volumen de trabajo que cada unidad de curso requiere en relación  con el volumen total de trabajo necesario para completar un año de estudios en el  centro, es decir, lecciones magistrales, trabajos prácticos, seminarios, períodos de  prácticas, trabajo de campo, trabajo personal - en bibliotecas o en el domicilio - así  como los exámenes u otros posibles métodos de evaluación. Así pues, el ECTS se basa  en el volumen total de trabajo del estudiante y no se limita exclusivamente a las horas de  asistencia en clases presenciales.    
En el marco del ECTS, 60 créditos representan el volumen de trabajo de un año  académico, 30 créditos equivalen a un semestre y 20 créditos a un trimestre de  estudios.
La adopción del sistema de créditos ECTS, extendido a toda la población estudiantil europea, implicará una reorganización conceptual de los sistemas educativos para  adaptarse a los nuevos modelos de formación continuada a lo largo de la vida (Life Long  Learning, LLL). Esto modifica el significado inicial del crédito, como valor establecido  fácilmente transferible, añadiendo el factor de acumulación válido para las distintas etapas  formativas.      
La utilización de créditos conceptualmente iguales en toda la UE implicará,  además, la utilización de calificaciones que permitan una comparación entre los distintos  sistemas y, sobre todo, la generalización del método de trabajo y los  documentos normalizados ya descritos: Guías de información (Info-packages), Modelos de  certificaciones (Transcript of records) del sistema ECTS tradicional. A estos documentos se  añadirá el Diploma “Supplement" como documento final que deberá incluir toda la información  más relevante sobre los estudios realizados por el estudiante en un formato estándar.

Las principales repercusiones de la extensión del sistema de créditos europeos ECTS  se pueden resumir a continuación:  
• Incrementarán la transparencia para comprender y comparar fácilmente los distintos  sistemas educativos  
• Facilitarán el reconocimiento de las cualificaciones profesionales y dotarán al  sistema de flexibilidad con mayores oportunidades de formación en la UE   
• Facilitarán la movilidad  regional, nacional e internacional, con reconocimiento  completo de los estudios cursados   
•  Incrementarán la colaboración entre universidades y la convergencia de las estructuras  educativas  
• Fomentarán el aprendizaje en cualquier momento de la vida y en cualquier país de  la UE y con cualquier tipo de enseñanza (Life Long Learning - LLL)


Ni que decir tiene que a estas alturas casi nada de eso se ha cumplido y que las medidas adoptadas han sido tan diversas, como difusas y confusas, de tal modo que no se ha facilitado para nada la movilidad, al revés, se ha complicado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada