lunes, 9 de enero de 2017

LA COLABORACIÓN INTERINSTITUCIONAL PARA LA FORMACIÓN EN LA EMPRESA (9): LA FORMACION Y LA EMPRESA

LA COLABORACIÓN INTERINSTITUCIONAL PARA LA FORMACIÓN EN LA EMPRESA (9): LA FORMACION Y LA EMPRESA
Es ya tópica la apreciación del desfase que viene dándose entre el hecho educativo y el medio socio-cultural y laboral. Sobre ese desfase suele justificarse buena parte del rechazo que la enseñanza muestra sobre la incorporación de cambios o nuevos medios y aún del rechazo que existe en la sociedad y en las empresas, como elementos de ella, sobre el resultado de la enseñanza. 
El caso es que la formación en la empresa es una realidad y necesidad creciente en el campo de los recursos humanos. 
Los avances científico-técnicos y los cambios que vienen provocando en todos los ámbitos de la acción empresarial exigen la movilización de recursos dirigidos al desarrollo de programas de formación inicial, "reciclaje", adecuación o perfeccionamiento, sin los que las empresas perderían operatividad. 
En este ámbito no es extraño conocer que, en 1985 por ejemplo, IBM gastara un billón de $ en formación o que AT&T sobrepasara esa cifra. Parece claro que este hecho puede afectar de un modo más apremiante a las compañías cuya producción esté más ligada a la alta tecnología, pero afecta a todas: compañías de manufacturación, de servicios, bancos, procesamiento ..., pues todas ellas deben de incorporar nuevos procedimientos basados en la tecnología. 

Esa necesidad de formación que tienen las empresas es variada. En un nivel se habla básicamente de formación en destrezas o habilidades y en procedimientos, sin que pueda haber, desde nuestro punto de vista, una separación entre ambas. Así, por ejemplo, cuando un empleado debe realizar una operación concreta (supongamos que activar un dispositivo ante una señal) deberá comprender en qué secuencia lo hace y por qué, o en qué afecta al procedimiento de que se trate, si lo que se espera de él es comprensión, atención y calidad. Por otra parte, muchos procedimientos exigen la realización o comprensión de destrezas. 
En otro orden de cosas, se habla también de formación en nuevos conocimientos o en "management", con las distintas interpretaciones que ambos términos pueden adquirir en empresas y contextos concretos. 
En cualquier caso, un programa de formación nace de un análisis de necesidades o nuevas tareas a realizar y debe comenzar por la especificación de todo ello. Es en el proceso de formación, debido al estudio de variables tales como: costos, tiempo, incidencia/profundidad, control, efectividad, calidad, etc. donde puede cobrar sentido conocer y aplicar programas especiales. Y todo ello debe ser conocido por cada empresa, independientemente de si la formación la deja en manos de sus empleados, de otras empresas o servicios, de compañías proveedoras o de organismos institucionalizados. 
Todo programa o sistema de formación debe ofrecer: 
•-Grandes posibilidades de estandarización y de adecuación a las necesidades individuales y de la empresa. 
•-Una clara alternativa a la descentralización de la formación. 
•-Cubrir necesidades repentinas de formación 
•-Reducir el tiempo y el coste de la formación. 
•-Atender un mayor número de necesidades de formación. 
•-Mejorar el rendimiento en el puesto de trabajo.

La adaptación al cambio supone asumir por parte de la empresa que la formación es. 

⇒ Parte de la filosofía y la cultura de futuro de la empresa ⇒ Parte de la planificación y de las inversiones
⇒ Un método de desarrollo personal
⇒ Capaz de desarrollar objetivos ligados a 
• La política de la empresa
• Los puestos de trabajo
• El desarrollo posible o previsto • Las estrategias de aceptación 
En general y como resumen: ¿qué hechos favorecen la Formacion en la Empresa?: 

•-El progresivo aumento de adaptaciones (y necesidades) en el mundo de la empresa. 
•-La necesidad de responder con prontitud a esos cambios. 
•-La tendencia hacia la flexibilidad. 
•-La necesidad de formación "in service" permanente, puesto que cada vez
se requiere una formación más general inicialmente y otra, más precisa, en el
puesto de trabajo. 

  • -El incremento y complejidad de las tareas de formación.
  • -La presión y competencia industrial y comercial.- ... / ... 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada